¡Me aburro, profe! »
28/05/2018 por Silvia Montoto Jacobo

Camino a la motivación

 

Cada uno de nosotros tenemos algo que nos motiva, que nos ilusiona a seguir hacia delante y para ello podemos hacer referencia a la frase “Si puedes soñarlo, puedes hacerlo”, en la que nos apoyamos para sostener que en la Educación Infantil, despertar el interés del alumnado puede ser algo que se torne un poco complicado en algunas ocasiones y eso les impide formar nuevos  aprendizajes. Como ya sabemos, en esta etapa, el juego es un elemento motivador para ellos y que no debería faltar nunca.

Trabajar cada una de las temáticas en base a sus características en un entorno tranquilo, ambiente cómodo, y que sean partícipes y protagonistas del juego, conseguimos que cada uno se motive y disfrute de la actividad.

Por lo tanto, en este artículo, hablaremos de diferentes definiciones  en relación al concepto de motivación y sus tipos, ,causas de la desmotivación, cómo motivar al alumnado, estrategias para favorecer la motivación del alumnado, sistemas de motivación y pautas de actuación en Educación Infantil.


Palabras clave

Motivación, aprendizajes, juego, protagonista.


Each one of us has something that motivates us, that excites us to keep moving forward and with it the phrase "If you can dream it, you can do it" but in the case of Early Childhood Education, to awaken the interest of the students can be something that it becomes a bit complicated in some occasions and that prevents them from forming new learnings. As we already know, at this stage, the game is a motivating element for them and that should never be missing.

Work each of the themes based on their characteristics in a quiet environment, a comfortable environment, and that are participants and protagonists of the game, we get that everyone is motivated and enjoy the activity.

Therefore, in this article, we will discuss different definitions in relation to the concept of motivation and its types, causes of demotivation, how to motivate students, strategies to promote student motivation, motivation systems and guidelines for action in Education Childish

Keywords

Motivation, learning,  game, protagonist.


1. Introducción

Trabajando con niños y niñas  de Educación Infantil nos damos cuenta de un factor muy importante y que no se debería olvidar, que es la motivación.

 La motivación es la palabra más utilizada hoy en el mundo de la enseñanza cuando  nos preguntamos “¿Cómo puedo motivar a estos niños y niñas?”. Como ya sabemos,  despertar el interés de los alumnos puede ser algo complicado en algunas ocasiones  y depende de cada uno sacar su motivación.

2. La motivación y sus definiciones

Es importante saber diferenciar entre motivación, motivar y motivado/a. Definimos cada una de ellas:

  • Motivación: El término motivación deriva del verbo latino –moveré-, que significa “moverse”, “ponerse en movimiento” o “estar listo para la acción”. Es algo interno  que se halla dentro del propio sujeto  y que le hace moverse para conseguir lo que le interesa. (De la Peña, 2006)

  • Motivar: Es mover a alguien hacia el logro de un objetivo
  • Motivado/a: Es la energía  o fuerza interior que se halla  dentro de la propia persona  y le hace moverse al margen de estímulos externos.

Aunque la ausencia de la motivación hace complicada la tarea del docente, también decir que la falta de motivación por parte de los alumnados queda a veces fuera del alcance del maestro. Ya que no es fácil motivar al alumnado y más en edades tempranas, en el que los maestros deben buscar los recursos, técnicas, dinámicas, juegos y herramientas que motiven a sus alumnos.

De acuerdo con Valle, Núñez, González y González-Pienda (2002), definen la motivación como un proceso o un conjunto de procesos que influyen en la conducta de un sujeto, concretamente influyen en la activación, dirección y en la persistencia de la conducta. Pero, añaden que este término presenta una gran complejidad porque es muy difícil llegar a concretar cuáles son las causas que consiguen estimular, dirigir y hacer duradera la conducta.

Siguiendo esta línea, Pintrich y Schunk (2006), concibe la motivación como un proceso que estimula, conduce y mantiene el comportamiento hasta la meta de una tarea o actividad.

3.  Tipos de motivación

No todas las motivaciones son iguales, ni todas tienen la misma fuerza motivadora. Hay motivaciones positivas y motivaciones negativas (Valero García, 2007, p 25):

  • Las motivaciones positivas pueden ser:

    • Motivación Intrínseca, es el estímulo que encuentro  en mí mismo, tendiendo a superarme, al realizar una experiencia. Por ejemplo: abrocharme el mandilón por mí mismo.
    • Motivación Extrínseca, es el estímulo que viene del exterior del sujeto. Por ejemplo: que la maestra me felicite por lo bien que he tocado la flauta.
  • Las motivaciones negativas: son aquellas que pretenden mantener o modificar una conducta con un estímulo doloroso y puede ser físico o psíquico. Por ejemplo llamarle la atención.

4. Causas de la desmotivación

Las causas de la desmotivación son muy variadas. Destacamos:

  • Estimulación inadecuada.

  • Historial de aprendizaje personal.
  • Condicionamiento de un medio social desfavorecido.
  • Los fracasos escolares que arrastre.

La desmotivación supone la existencia de limitaciones contra las que es muy difícil luchar (bajas expectativas, falta de hábitos, prejuicios, falta de conocimientos y habilidades etc).

Para empezar a motivar a una persona hacia los estudios hay que considerar su historia e ir poco a poco sin pretender grandes avances de inmediato, los cambios precisan tiempo. Para conseguirlos hace falta que las ayudas no desaparezcan, sean constantes.

5. ¿Cómo motivar al alumnado?

Para saber cómo motivar debemos tener en cuenta algunos de los siguientes aspectos:

  • “Explicar a los alumnos los objetivos educativos que tenemos previstos para esa sesión. 
  • Justificar la utilización de los conocimientos que les intentamos transmitir con las actividades que les vamos a plantear.
  • Plantearles las actividades de forma lógica y ordenada.
  • Proponerles actividades que les hagan utilizar distintas capacidades para su resolución.
  • Tomar los errores como nuevos momentos de aprendizaje y como momentos enriquecedores.
  • Fomentar la comunicación entre los alumnos y las buenas relaciones, realizando tareas de grupo.
  • Plantear el razonamiento y la comprensión como la mejor herramienta para la resolución de actividades y conflictos.
  • Aplicar los contenidos y conocimientos adquiridos a situaciones próximas y cercanas para los alumnos”.
  • (Fuente:http://www.pedagogia.es/motivacion-tipos-motivar/).

6.  Estrategias para favorecer la motivación

Como se puede apreciar, la motivación debe darse antes, durante y al final de la construcción del aprendizaje:

a) Manejo de la motivación “antes”

  • Mantener una actitud positiva: El maestro debe mostrar una actitud positiva, ya que el alumno la captara  inmediatamente al entrar al aula.
  • Generar un ambiente agradable de trabajo. El clima o la atmósfera del salón de clase debe ser cordial y de respeto. Se debe evitar situaciones donde se humille al alumno.
  • Detectar el conocimiento previo de los alumnos. Esto permitirá tener un punto de partida para organizar las actividades y detectar el nivel de dificultad que deberán tener. Asimismo, se podrá conocer el lenguaje de los alumnos y el contexto en el que se desenvuelven.
  • Preparar los contenidos y actividades de cada sesión: un maestro que llega a improvisar es detectado automáticamente por el alumnado, por lo cual pierde credibilidad y les desmotiva.
  • Mantener una mente abierta y flexible antes los conocimientos y cambios: hay que considerar que los conocimientos se construyen  y se reconstruyen día a día.
  • Generar conflictos cognitivos dentro del aula: plantear o suscitar problemas que deba resolver el alumno, que activen su curiosidad e interés. Presentar información nueva, sorprendente, incongruente con los conocimientos previos del alumno para que éste sienta la necesidad de investigar y reacomodar sus esquemas mentales.
  • Orientar la atención  de los alumnos hacia la tarea: tratar de que los alumnos tengan más interés por el proceso de aprender y no por las recompensas que puedan tener.
  • Cuidar los mensajes que se dan: trata de no desmotivar a los alumnos diciendo que algo es muy difícil  y que no van a poder con ello. Al contrario, hay que animarlos a que den su mayor esfuerzo y felicitarlo por ello

b) Manejo de la motivación “durante”

  • Utilizar ejemplos y un lenguaje familiar al alumno: a partir del conocimiento previo del educando, el maestro puede conocer su forma de hablar y pensar. Utilizando esto se pueden dar ejemplos que los alumnos puedan relacionar con su contexto, sus experiencias y valores.
  • Variar los elementos de la tarea mantener la atención: si el maestro siempre sigue las mismas actividades y procedimientos en todas las clases, los alumnos se aburrirán, ya que éstas se harán monótonas. Por ello, el maestro deberá tener una amplia gama de estrategias para que los alumnos se motiven.
  • Organizar actividades en grupos cooperativos: pueden ser exposiciones, debates, investigaciones, etc.
  • Dar el máximo de opciones posibles de actuación para facilitar la percepción de la autonomía: se debe respetar su individualidad dejándolo actuar y pensar por sí mismo.
  • Mostrar las aplicaciones que pueden tener los conocimientos. Ejemplificar situaciones diarias.
  • Orientarlos para la búsqueda y comprobación de posibles medios para superar las dificultades

c) Manejo de la motivación “después”

  • Diseñar las evaluaciones de forma tal que no sólo proporcionen información del nivel de conocimientos, sino que también permitan conocer las razones del fracaso.
  • Evitar en lo posible dar sólo calificaciones. Se debe proporcionar a los alumnos información acerca de los fallos, acerca de lo que necesita corregir y aprender.
  • Tratar de incrementar su confianza. Emitir mensajes positivos para que los alumnos se sigan esforzando, en la medida de sus posibilidades.
  • Dar la evaluación personal en forma confidencial. No decir las calificaciones delante de todos.

Estas son algunas de las  recomendaciones para el manejo de la motivación dentro del aula, ya que cada profesor/a podrá agregar más a la lista, según la experiencia que haya tenido en su labor docente.

7. Sistemas de motivación Infantil

Es importante que cada tipo de sistema de motivación esté adaptado a las necesidades y a los intereses del alumnado al que va dirigido:

a) Literatura infantil como cuentos, canciones, poesías, adivinanzas.

b) Láminas decorativas en el que describan lo que ven.

c) Charlas en asamblea.

d) Premios como pegatinas, diplomas, regalitos como premio a su trabajo realizado y también recibirán caricias y mimos de su maestra/o.

e) La sonrisa: Dibujar una gran sonrisa por su trabajo realizado.

f) Las marionetas: Son un instrumento de grandes posibilidades para la estimulación del lenguaje, la creatividad, la imaginación.

g) La salidas, es un importante instrumento en el proceso de enseñanza  y aprendizaje.

h) Los recursos audiovisuales y las nuevas tecnologías: Aprenderles a usar estos medios y se familiaricen con ellos.

i) El juego un elementos motivador y establecen comunicación y relaciones significativas con el entorno.

8. Pautas de actuación en Educación Infantil

Algunas pautas que pueden guiar los modos de actuación de los profesionales en Educación Infantil en su relación con los educandos son:

a) Organización de la actividad en grupos.

b) Dar el máximo de opciones posibles de actuación para facilitar la percepción de autonomía.

c) Centrar los mensajes a dar antes, durante y después de la tarea en los siguientes puntos, según propone Tapia y Montero (1990):

  • Antes: Orientar la atención de los sujetos hacia el proceso de solución más que hacia el resultado.
  • Durante: Orientar la atención de los sujetos hacia la búsqueda y comprobación de posibles medios de superar las dificultades, para que eviten pensar que no las pueden superar.
  • Después:

1) Informar sobre lo correcto o incorrecto del resultado, pero centrando la atención en el proceso y en el valor del incrementado de competencia logrado, si el resultado ha sido un éxito.

2) Facilitar la atribución de los resultados a causas percibidas como internas, modificables y controlables, especialmente si son fracasos.

d) Organizar las evaluaciones a realizar durante el curso de modo que los sujetos se centren no en comparar su ejecución con la de otros sujetos, sino en la búsqueda en ellas y a partir de ellas de información que facilite la consecución de nuevos aprendizajes.

e) Dado que la falta de esfuerzo puede deberse a la percepción objetiva de la falta de capacidad para autorregular la propia conducta durante el proceso de aprendizaje, debemos facilitar el desarrollo de tal capacidad mediante la enseñanza explícita de los procesos de pensamiento relevantes.

Conclusiones

Los maestros deben emplear recursos, técnicas, dinámicas, juegos y demás  herramientas para poder conseguir la motivación de sus alumnos respecto el tema que se está dando.

Como  bien sabemos, la motivación depende del niño o niña, aunque el papel del maestro también es muy importante, por lo que si conseguimos un entorno agradable, se sientan cómodos y sean los protagonistas, conseguiremos que se motiven.

Por lo tanto, es importante trabajar las temáticas a través del juego, uno de los elementos motivadores y que establecen relaciones significativas.

Referencias

Libros

  • Díaz Barriga Arceo, Frida y Hernández Rojas, Gerardo. “Estrategias docentes para un aprendizaje significativo. Una interpretación constructivista”. México, Ed. Mc. Graw Hill, 1998.
  • Gilbert, Ian (2005) “Motivar para aprender en el aula: las 7 claves de la motivación escolar” Paidós Educador. Barcelona
  • Hernández Santiago, René Gastón. “El éxito en tus estudios. Orientación del aprendizaje”. 4ta., ed., 2da. Reimp. México, Ed. Trillas, 1991.
  • Pintrich, P. y Schunk, D. (2006). “Motivación en contextos educativos. Teorías, investigación y aplicaciones”. Madrid. Pearson Educación.
  • Thoumi, Samira. “Tecnicas de la motivación infantil”. Ediciones Gamma
  • Sanz, M. T; Menéndez, F. J; Rivero, M; Conde, M. (2013) “Psicología de la motivación”. Madrid.  Sanz y Torres.
  • Urcola, Juan Luis (2011) “La motivación empieza en uno mismo: Aspectos básicos para motivar a los demás  y motivarse a sí mismo” Editorial Esic. Madrid
  • Valero García, Jose María (2007). “La escuela que yo quiero”. Editorial Progreso, México
  • Valle, A. Núñez Pérez, J.C. González Cabanach, R. y González-Pienda, J. (2002). “Manual de Psicología de la Educación”. Madrid. Psicología Pirámide

Revistas/Documentos

  • Martín Sánchez, María Valle. “La motivación en la etapa de Educación Infantil”.
  • Morón Macías, María Carmen (2011). “La importancia de la motivación en Educación Infantil”.  Número 12.  Revista Digital para profesionales de la enseñanza.
  • Palacio Hernández, Patricia. (2014) “La motivación en los procesos de aprendizaje. Diseño de un plan de actuación docente en la etapa de Educación Infantil”
  • Pedrosa Torees, Francis Rosa. “Importancia de la motivación para el aprendizaje en Educación Infantil”. Numero 30 Febrero 2011
  • Poveda Aguillón, Shirley. (2002) “Importancia de la motivación en el aprendizaje de los niños”
  • Tapia, J.A y Montero, I (1990). “Motivación y aprendizaje escolar” en En C. Coll, J. Palacios y A. Marchesi (Ed.): “Desarrollo psicológico y educación: Psicología de la Educación”. (pp. 183-198). Alianza. Madrid.

Links