Es incuestionable que Disney forma parte de nuestra cultura, tanto de alumnado como de profesorado. De hecho, su gran aceptación y prestigio social le concede una gran capacidad para trasmitir mensajes que inciden e influyen en la enseñanza de valores. Sin embargo, ¿todos los valores que transmiten van en consonancia con la coeducación y van evolucionando acorde a los cambios sociales producidos? A lo largo de este artículo se realizará un análisis crítico de las principales películas que marcan cada etapa Disney para invitar a reflexionar y dar respuesta a la pregunta planteada anteriormente.

Palabras clave:
Disney, valores, educación, estereotipos, evolución


It is unquestionable that Disney is part of our culture, both among students and teachers. In fact, its great acceptance and social prestige gives it a great capacity to transmit messages that affect and influence the teaching of values. However, are all the values ​​they transmit consistent with coeducation and do they evolve according to the social changes produced? Throughout this article, a critical analysis of the main films that mark each Disney stage will be carried out to invite reflection and answer the question posed above.

Keywords:
Disney, values, education, stereotypes, evolution


1. Primera etapa disney (1930 – 1970): reina la desigualdad (racismo y roles de género)

Árboles y flores” (1932) fue el primer cortometraje animado que ganó un Óscar, divulga lo mala que es la envidia y que las malas acciones se vuelven contra quien las provoca ya que el árbol envidioso tras ver el amor entre otros dos árboles decide crear un fuego que acaba trayendo terribles consecuencias para él mismo y el resto del bosque.

El siguiente cortometraje en unirse a la lista de cortometrajes ganadores del Óscar fue “Los tres cerditos” (1933). Este corto transmitió valores como el esfuerzo ya que la casa más resistente fue la que más tiempo requirió en su construcción, solidaridad pues los cerditos se abrieron las puertas de sus casas cuando fueron derribadas y cooperación dado que entre los tres hermanos construyen la casa final y más resistente. A pesar de ello, se reproducen ciertos prejuicios ya que en una escena aparece el lobo disfrazado de judío para engañar a los cerditos; posteriormente esta escena fue retirada.

Un año más tarde llegó “La cigarra y la hormiga” (1934) que consolidó la moraleja anterior “todo esfuerzo tiene su recompensa” ya que la hormiga trabajó en verano para sobrevivir al invierno (guardando comida) mientras que la cigarra holgazaneó y cuando llegó el invierno murió por no tener que comer.

Poco después “La tortuga y la liebre” (1935) reforzó los valores de esfuerzo y constancia, y además se premia la humildad y se castiga la burla (vanidad). La intención última de este cortometraje fue transmitir que de nada sirve poseer grandes capacidades si no se trabaja en ellas, así, la liebre era muy veloz pero no llegó a la meta primero porque se echó la siesta y se arriesgó a dejar todo para el último momento, sin embargo, la tortuga con perseverancia logró alcanzar a la meta.

Escenas de la “Cigarra y la hormiga”, “Los tres cerditos” y “La tortuga y la liebre” en las que se demuestra que el esfuerzo tiene recompensa

Hasta aquí todo bien ya que se trataba de fábulas. Sin embargo, el punto de inflexión llega en el momento que se introducen personajes humanos.

Blancanieves y los 7 enanitos” (1937) fue su primer éxito, transmite valores positivos como el amor por la naturaleza y a los seres vivos, la bondad. Sin embargo, cuando la protagonista llega a la casa de los enanitos y encuentra todo sucio y desordenado exclama “¡Se nota que aquí no hay mujeres!”, lo que lleva asumir que el rol doméstico le corresponde al género femenino y se puede observar como la realización de tareas domésticas es agradable. Además, Blancanieves en la mayoría de las ocasiones se encuentra en la cocina o en el comedor sirviendo la mesa. Este estereotipo de chica = esclava doméstica se observa en otras escenas y expresiones como “les puedo servir de mucho ya que sé coser, barrer, cocinar…”. Por último, hacer referencia a la ausencia de inquietudes intelectuales ya que el único sueño de Blancanieves es encontrar un príncipe y el de la Madrastra ser la más bella del reino.

Siguiendo en esta línea se encuentran “La cenicienta” (1950) donde la protagonista sigue asumiendo el papel pasivo (el príncipe tiene que salvarla), sin embargo, a diferencia de lo que ocurre en “Blancanieves”, hay un cambio en cuanto a la perspectiva de las tareas domésticas ya que se consideran un castigo.

Diez años después, en “La Bella Durmiente” (1959) sigue presente el término “sueño” en referencia al matrimonio con un hombre y donde la protagonista vuelve a ser salvada por el príncipe.

Las princesas (Blancanieves, Cenicienta y Aurora) finalmente son salvadas por los príncipes, cumpliendo su único objetivo: contraer matrimonio

Por otro lado, el dicho “las mentiras tienen las patas muy cortas” queda retratado en la película de “Pinocho” (1940), al que por cada mentira le crece un poco más la nariz. Refleja el valor de la verdad ya que mentir siempre empeora las cosas. Además, el largometraje deja un mensaje claro: la educación libera, el saber lleva a tomar buenas decisiones y a no caer en el engaño, ya que Pinocho no va a la escuela y se topa con el Honrado Juan y gato Gedeón, quienes lo timan.

El último éxito de esta etapa es “El libro de la Selva” (1967) que refleja la necesidad de respetar el medio ambiente y al resto seres vivos que habitan en la Tierra ya que el ser humano es una especie más. Se introduce el concepto de que la familia es algo más que la sangre debido a que Mowgli cuando llegó a la selva fue amparado y criado por la pantera Bagheera y por la loba Raksha. Además, se refuerza que la idea con la que nació el primer corto de Disney (árboles y flores): el rencor destruye vidas pues el tigre Shere Khan tuvo una mala experiencia con humanos y advierte al resto de los animales que deben odiar a Mowgli y él tiene la obligación de matarlo.

Dumbo” (1941) retrata cómo las inseguridades son nuestras peores enemigas, sin embargo, se pueden canalizar y hacer de aquello que te avergüenza una virtud, como las grandes orejas de Dumbo que le permiten volar. A pesar de ello, se siguen manteniendo ciertos prejuicios racistas: la banda de cuervos que se burla de Dumbo hace alusión a los afroamericanos por dos motivos. En primer lugar, aparecen cantando “de día y de noche igual, trabajar sin descansar, pues no quisimos estudiar”, haciendo referencia a la esclavitud afroamericana. En segundo lugar, se observa como el líder de la banda de cuervos se llama Jim Crow, nombre de las leyes que imponían la segregación racial en esa zona. Además, el cuervo líder hace una pose idéntica a una de Thomas Rice, quien pintaba su cara de negro e imitaba a los afroamericanos de una manera burlona y racista. A día de hoy, ambas escenas han sido censuradas en la plataforma Disney+.