Una ruta literaria desde el ámbito de la educación literaria »
11/06/2020 por Verónica Sánchez Vega

La ruta literaria en la práctica educativa

 

La ruta literaria es una actividad cada vez más realizada en diferentes centros educativos. Da la oportunidad de mostrar una visión de la literatura más próxima a nuestro alumnado. Se estudiará cómo se trabaja la educación literaria en la asignatura de Lengua Castellana y Literatura y qué aporta una ruta literaria a este bloque de contenido.

Palabras clave

Literatura, ruta, educación, patrimonio.


A literary route’s an activity that a lot of different schools and high schools are doing often. It gives the opportunity to show a close vision of literature to our students. It will study how to work the literary education in the subject of Spanish Language and Literature and the information that the literary route contributes to the contents.

Keywords

Literature, route, education, patrimony.


1. La educación literaria

Una ruta literaria es una actividad de la que disponen muchos docentes, desde la asignatura de Lengua Castellana y Literatura vamos a emplear este itinerario como una práctica educativa. Con este objetivo, primero se explicará en qué consiste la enseñanza de la educación literaria y cómo beneficiaría trabajar con autores más cercanos a nuestros estudiantes. Seguido de esto, procederemos a realizar una práctica educativa más concreta, poniendo como ejemplo una ruta literaria de un pueblo andaluz, explicando el proceso de enseñanza-aprendizaje y proponiendo actividades tanto dentro como fuera del aula.

Para empezar, podemos interpretar que una ruta literaria está formada por lugares como escenarios donde se representa a un autor o una obra, pero a su vez también es una oportunidad para acercar la literatura al aula. Una ruta literaria es una opción para mostrar a nuestro alumnado un patrimonio literario local desconocido para ellos.

A lo largo de este artículo responderemos a la siguiente pregunta: ¿Cómo puede contribuir una ruta literaria a la práctica educativa?

El proceso de enseñanza-aprendizaje va más allá de recoger en nuestra memoria una serie de datos sobre autores, además de sus obras y otros contenidos. Este proceso debe suponer la aplicación de estos conocimientos a diferentes situaciones y adquirir habilidades para trabajar en equipo, actitudes de convivencia y respeto. A su vez, este proceso también conlleva una evolución personal del alumnado que potencia su autoestima y sus capacidades individuales.

Desde la literatura se transmiten conocimientos de diferentes ámbitos: lingüísticos, sociales, culturales, afectivos, entre otros. De este modo, el fin de la enseñanza de la literatura no es solo recoger información, es apreciar el patrimonio literario nacional, autonómico y local y saber interpretar las obras que nos llegan mediante nuestros conocimientos culturales.

Como explica Barriga Galeano (2017), la información con la que cuenta el alumnado de su cultura está ligada a la transmisión de la literatura oral, desde la infancia se cantan canciones populares, se narran cuentos o leyendas. Este conjunto de composiciones que forman el folclore crea una imagen y unos símbolos que representan a una comunidad. Si trabajamos con escritores más cercanos a nuestro alumnado, les será fácil interpretar ciertas imágenes con las que ellos también se representan. Por lo tanto, llegamos a un punto donde entendemos la literatura como un conjunto de obras que nos ayudan a entender el mundo, la sociedad y nuestra propia cultura, además de muchas otras.

La literatura nos permite, por un lado, comprender al escritor o escritora y, por otro lado, escribir como una forma de comunicarnos con el lector o el público. Para leer y escribir hay que tener una serie de referentes culturales que forman parte de nuestra comunidad, pero estos referentes no son próximos a nuestros estudiantes. Si trabajáramos con autores locales que desconocen sería más fácil motivarlos.

¿Cómo podemos trabajar la literatura desde la asignatura de Lengua Castellana y Literatura? Desde la educación literaria.

La educación literaria es un bloque del currículo establecido en la normativa nacional, Real Decreto 1105/2014, de 26 de diciembre, por el que se establece el currículo básico de la Educación Secundaria Obligatoria y del Bachillerato, y en la normativa autonómica, Decreto 111/2016, de 14 de junio, por el que se establece la ordenación y el currículo de la Educación Secundaria Obligatoria en la Comunidad Autónoma de Andalucía. Para lograr una educación literaria completa es preciso contemplar los autores que pertenecen a la localidad de nuestro alumnado. En esta normativa se precisa tanto en los objetivos generales como en las competencias clave y los elementos transversales la importancia del fomento de la lectura y la interdisciplinariedad que el docente debe aplicar a su programación.

En este bloque se suele tratar un grupo de autores, junto con sus obras más relevantes. Este conjunto de escritores ha trascendido, han dejado huella y forman parte del patrimonio literario español. Sin embargo, de esta forma prescindimos de los autores más cercanos a nuestro alumnado, ellos desconocen que quizás un autor se inspiró en una calle estrecha para escribir un cuento o nunca se han parado a leer el nombre del busto de una escritora que hay en una plaza. Esta literatura más cercana es la que rodea el contexto de nuestros estudiantes y que en muchas ocasiones es infravalorada. A través de la ruta literaria es posible concebir el proceso de creación del escritor, es decir, podemos interpretar el texto desde la propia experiencia. En un artículo sobre rutas literarias, Romero Oliva y Trigo Ibáñez (2012) denominan a este concepto intertexto, lo que favorece la competencia lectora del alumnado y proporciona un conjunto de elementos culturales más amplios. Por este motivo, es oportuno que los docentes tengan en cuenta a los escritores más cercanos a su alumnado para demostrar que la literatura se puede trabajar desde otra perspectiva más cercana a ellos y para motivarles a formar parte de la comunidad literaria local.

Desde la educación literaria se pretende que nuestros estudiantes sean lectores competentes. Para ello hay que actualizar el contenido que vamos a tratar, podemos unir los conocimientos a otras producciones artísticas con las que establecen un vínculo temático, por ejemplo. A su vez puede aprovecharse para añadir este contenido a la ruta literaria: la visita de un museo o de la casa de algún autor. Las producciones literarias que trabajemos deben ser unas herramientas que se usarán para que nuestro alumnado aprenda a interpretar y expresar el mundo mediante la escritura.

La competencia literaria debemos desarrollarla en este bloque de contenido, intentando unir unos conocimientos con elementos culturales con los que nuestro alumnado se sienta identificado. En este caso, las lecturas que realicemos deben asociarse a su realidad.

Por último, hay que tener en cuenta que el concepto de “lectura” se ha ampliado a causa de factores sociales y tecnológicos, y por ello el proceso de enseñanza-aprendizaje ha cambiado. Así mismo, se crean propuestas de actividades más originales ante la necesidad de actualización, es el caso de las rutas literarias.

2. Propuesta de una ruta literaria

Teniendo en cuenta los conceptos que hemos desarrollado relacionados con la educación literaria, una ruta literaria conlleva un conjunto de actividades escolares que, además de transmitir conocimientos, pueden aportar valores y actitudes para entender diversos contextos. Les acercaremos una realidad de un autor próximo a ello mediante sus obras y un recorrido por los lugares que le inspiraron.

Como ejemplo tomaremos una ruta literaria que fue diseñada para la asignatura de “Literatura española y gestión cultural” del grado de Filología Hispánica en la Universidad de Cádiz, para la cual se realizó la siguiente página web: https://arcosperaut.esmiweb.es/index.html.

La ruta literaria está planteada para la localidad de Arcos de la Frontera (Cádiz). La página web comienza con apartado inicial, comunicando el motivo de realización de esta publicación. A continuación, hay un apartado con pequeñas notas biográficas de los autores que forman parte de la ruta. El siguiente apartado ofrece un itinerario, con un mapa de los tramos que lo forman, fotos de los lugares y textos que corresponden con cada lugar. Para finalizar hay un apartado extra con canciones y poemas populares del municipio, acompañados también de fotos.

La propuesta que lanzamos puede realizarse en cualquiera de los centros educativos que pertenecen a la localidad, es flexible y adaptable al grupo con el cual trabajemos. En general, esta localidad cuenta con un nivel socioeconómico medio-bajo. También puede plantearse esta actividad para otro municipio cercano.

Los niveles educativos con los que podríamos realizar una ruta literaria pueden ser 3.º ESO y 4.º ESO. A partir de esta edad nuestro alumnado tiene más capacidad de reflexión y puede apreciar el patrimonio literario. Además, propondremos actividades digitales donde tendrán que elaborar diferentes documentos o buscar fuentes de información fidedignas, para estas tareas los estudiantes de estos cursos están más preparados. En Bachillerato también se podría realizar esta actividad. Hay que tener en cuenta las características del alumnado con el que trabajamos, los medios con los que contamos y los conocimientos de nuestros estudiantes.

Las metodologías con las que se puede trabajar son varias, pero la más recomendable es el trabajo por grupos. Además de favorecer la convivencia entre los estudiantes, pueden ayudarse unos a otros y fomentar valores como la empatía. Del mismo modo se puede aplicar un aprendizaje significativo, dado que vamos a trabajar desde otra perspectiva un conjunto de autores, no nos limitaremos a leer su biografía e interpretar sus textos, visitaremos los lugares que les han inspirado y se realizarán trabajos de divulgación para que estos escritores sean más conocidos. Se puede aplicar la interdisciplinariedad en esta actividad junto con asignaturas como Geografía e Historia. Este recorrido da la oportunidad de leer textos de autores y conocer más en profundidad el monumento, el edificio o el lugar ante el cual nos encontramos.

Para realizarlo de una forma más concreta, nuestra propuesta iría dirigida a un grupo de 3.º ESO. Como ya se ha explicado, se podrá cambiar una actividad u otra en función de los conocimientos y la actitud del alumnado.

En cuanto a los medios, necesitaríamos un aula de informática para realizar algunas actividades digitales y materiales (cartulinas, rotuladores…) para presentar los trabajos que nuestro alumnado vaya a exponer.

Podemos comenzar por recoger información sobre lo que saben nuestros estudiantes. Tras formular una serie de preguntas sobre los autores que trataremos, comprobaremos la información previa del alumnado. Tras esta actividad pueden mostrar curiosidad al acercarles autores que son más cercanos a ellos, pero desconocidos. En la temporalización, es recomendable realizar esta actividad a lo largo del mes de febrero, que corresponde con el Día de Andalucía, ya que vamos a tratar autores andaluces de la localidad.

En primer lugar, debemos aproximar los autores locales a nuestro alumnado. Les explicaremos qué es el archivo local, un lugar donde se encuentran los libros de aquellos escritores que han publicado uno o varios libros y viven en este municipio. Además, podemos explicar brevemente el proceso de creación de un libro: cómo pasa por la editorial, cuál es el trabajo del editor y cómo llega el libro a las librerías y bibliotecas una vez publicados. Se les puede comunicar dónde se encuentra el archivo local por si algún alumno tiene curiosidad por visitarlo, con la advertencia de que no pueden sacar libros de allí.

En segundo lugar, podemos mostrar la página web de la ruta literaria para hablar de los autores que vamos a tratar. Una vez que los conozcan, los agruparemos en grupos heterogéneos, entre cuatro y cinco alumnos por grupo, y repartiremos los autores locales, uno por cada grupo. La página web ofrece una serie de textos de cada autor y deberán elegirlos para leerlos a lo largo del recorrido de la ruta literaria.

En tercer lugar, mostraremos un mapa del recorrido a nuestro alumnado. Cada autor se leerá en un lugar distinto, el cual les indicaremos.

En cuarto lugar, realizaremos la ruta literaria, tramo por tramo cada grupo leerá los textos elegidos y podrán tomar fotos de los sitios que visiten para sus futuros trabajos.

En quinto y último lugar, proponemos una serie de trabajos que pueden ser adaptables a los grupos en los que realicemos la actividad. Entre estas diferentes actividades se encuentran:

- Elaborar trabajos expositivos de los autores, con una pequeña biografía, fragmentos de sus obras, fotos o dibujos que puede realizar nuestro alumnado. Se propondrá la exposición de los trabajos en la biblioteca o en los pasillos principales del centro con motivo del Día de Andalucía.

- Crear un blog con la biografía del autor, textos y fotos que puede hacer nuestro alumnado, también cabe la posibilidad de que narren su propia experiencia y cómo les ha enriquecido personalmente.

- Propondremos realizar una revista con motivo del Día de Andalucía, en la que nuestro alumnado, por los grupos establecidos anteriormente, escribirán diferentes artículos donde hablen del autor y la relevancia de su obra.

A estas actividades se podría adjuntar contenido relacionado con la asignatura de Geografía e Historia, uniendo ambas asignaturas en una tarea donde se establece un vínculo entre el autor, la obra y el momento histórico.

Las propuestas de actividades concluyen con la difusión a través de diferentes ámbitos: el centro educativo, la comunidad educativa, internet… De esta forma dan a conocer este grupo de autores locales a un público más amplio. Todos los trabajos que se realicen se pueden publicar en la página web del centro.

Además de tratar a los autores y obras como contenido, se pueden aplicar otros temas que contribuyan a los elementos transversales, como la igualdad entre hombres y mujeres. Si tomamos de ejemplo la ruta literaria de Arcos de la Frontera, solo hay autores, no hay ninguna autora relevante. Este hecho da pie a tratar el siguiente tema: el reconocimiento de la mujer en la literatura. Esta puede ser una forma de animar a nuestro alumnado a conseguir la igualdad entre hombres y mujeres, en este caso en la literatura.

Conclusiones

Desde el ámbito educativo, si se dota al alumnado de contenidos desde un contexto más cercano, es posible que aumente su motivación y sus conocimientos culturales. Se puede concienciar sobre la importancia el patrimonio literario y cultural desde lugares próximos a nuestros estudiantes. Por estos motivos, las rutas literarias cada vez se aprecian más en la práctica educativa.

Referencias

Artículos, trabajos y páginas web:

  • BARRIGA GALEANO, E. (2017). Las rutas literarias en el marco de la educación literaria y sus valores patrimoniales, ambientales y turísticos. (tesis doctoral) Universidad de Extremadura, Badajoz.
  • ROMERO OLIVA, M. F. y TRIGO IBÁÑEZ, E. (2012). Las rutas literarias: una estrategia de carácter competencial para la educación literaria dentro y fuera del aula. Lenguaje y textos (35), pág. 63-71.
  • SÁNCHEZ VEGA, V. (2016). Arcos de los perdidos. http://arcosperaut.esmiweb.es/index.html.

Normativa:

  • Orden de 14 de julio de 2016, por la que se desarrolla el currículo correspondiente a la Educación Secundaria Obligatoria en la Comunidad Autónoma de Andalucía, se regulan determinados aspectos de la atención a la diversidad y se establece la ordenación de la evaluación del proceso de aprendizaje del alumnado» Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, núm. 144 (28 de julio de 2016).
  • Real Decreto 1105/2014, de 26 de diciembre, por el que se establece el currículo básico de la Educación Secundaria Obligatoria y del Bachillerato». Boletín Oficial del Estado, núm. 3 (3 de enero de 2015).