Espacio educativo lleno de oportunidades de aprendizaje »
13/02/2018 por Gemma Merino Reyes

El patio de la escuela

 

La mentalidad de los docentes ha ido cambiando en los últimos años y actualmente se tiene la visión que el aprendizaje va más allá de las aulas. Esto significa que ya no se concibe el aula como el único espacio donde los niños aprenden sino que los otros espacios del centro pueden ser igual de enriquecedores para el desarrollo de los niños y niñas. Cuando hablamos de otros espacios, en este caso, nos referimos al patio como un sitio lleno de oportunidades educativas. Esto conlleva no solo verlo como un lugar para la realización de actividades deportivas sino que también se tienen que dar relevancia a otros ámbitos como podría ser el movimiento y el contacto con la natura. Pero si observamos la estructuración de la mayoría de los patios de las escuelas, nos damos cuenta que todo esto no se ha tenido en cuenta durante su diseño y esto provoca que sean precarios. Delante de esta realidad, los centros han optado para cambiar su estructuración y muchos de ellos han decidido incorporarlo como parte del proyecto de aula, de manera que toda la comunidad educativa, es decir, tanto los maestros, alumnos como familias ayuden a tirar adelante este sueño.


Palabras clave

Patio, espacio, aprendizaje, descubrimiento


The mentality of teachers has been changing in recent years and currently has the vision that learning goes beyond the classrooms. This means that de classroom is no longer conceived as the only space where children learn, but that the other spaces in the center can be equally enriching for the development of the children. When we talk about other spaces, in this case, we refer to the playground as a place full of educational opportunities. This entails not only seeing it as a place for the realization of sports activities but also it has to give relevance to other areas such as movement and contact with nature. But if we observe the structuring of most of the courtyards of the schools, we realize that all this hasn’t been taken into account during their design and this causes them to be precarious. Facing this reality, the centers have chosen to chance their structure and many of them have decided to incorporate it as a part of the classroom project, so that the entire educational community, that is, both teachers, students and families help to move forward this dream.


Keywords

Playground, space, learning, discovery


1. Introducción

En la última década, la sociedad ha ido evolucionando a un ritmo acelerado. De la misma manera lo han hecho las escuelas, las cuales han intentado adaptar el modelo de enseñanza- aprendizaje a las necesidades que va mostrando la sociedad. Cada vez, hay más centros que consideran que los niños y las niñas tienen que formar parte del proceso de enseñanza-aprendizaje, donde a partir de las vivencias y experiencias que vayan viviendo irán creando el conocimiento sobre el mundo y el entorno que los rodea.

Esto provoca que muchos docentes se hayan cuestionado la manera de educar a sus alumnos y estén probando otras alternativas diferentes a la educación tradicional, la cual se caracteriza por un maestro que transmite los conocimientos a sus alumnos, los cuales están sentado cada uno en su silla, sin interaccionar los unos con los otros.

De la misma manera que se está dando importancia a lo que sucede dentro de las aulas, es relevante no perder de vista lo que sucede en los treinta minutos diarios de patio, ya que al final de la escolarización son muchísimas horas de interacción en este lugar.

Pero si nos detenemos un instante, observamos como la mayoría de los patios son absolutamente iguales que en el siglo pasado, con mayor frecuencia los patios de Educación Primaria y Secundaria, que normalmente aún se caracterizan por ser espacios de cemento con pista deportiva.

Imagen 1. Patio con pista deportiva

Es en este preciso instante, cuando nos cuestionamos qué es lo que ha sucedido. Si intentamos adquirir una visión global observamos cómo se ha dado más relevancia a unos espacios que a otros, ya que como podemos ver el patio ha sido un espacio olvidado, en el cual no se ha visto como un entorno lleno de aprendizajes.

Penny Ritscher, en su libro, destaca que el espacio exterior de la escuela debería ser como un continuo aprender de la vida. Es por eso que los aprendizajes que se tratan en el aula se deberían poder llevar al exterior.

Encontramos otros pedagogos como Froebel y Montesori que explican que los patios de las escuelas tendrían que ser espacios estimuladores, con muchas posibilidades de aprendizaje a través del juego y de relación con los compañeros y el mundo exterior. Además de desarrollar las funciones motrices, cognoscitivas y sociales.

Por lo tanto, los patios de las escuelas de Educación Infantil e incluso los de Primaria tendrían que ofrecer una infinidad de posibilidades de juegos que permitieran una versatilidad de actividades no solo la deportiva sino la de movimiento, la de contacto con la natura, entre otras. Todo esto aportará beneficios a los niños y niñas ya que el hecho de acercar la naturaleza a las escuelas y ofrecer una gran variedad de texturas y experiencias manipulativas contribuye al desarrollo cognitivo, ya que amplía la capacidad de observación, curiosidad, descubrimiento, análisis y de razonamiento en los alumnos. Además los niños también aprenden a comunicarse, a respetar las normas, a negociar, a compartir, a coordinarse… de manera que esto ayuda a mejorar la parte emocional aumentando así la autoestima, el diálogo y el pensamiento crítico.

Otro aspecto a tener en cuenta, como ya sabemos, es el hecho que la actividad física es muy beneficiosa para el cuerpo, ya que ayuda a relajarse y facilita el aprendizaje.

Para conseguir todo esto es relevante ofrecer una gran variedad de elementos que inviten al juego y al hacer. Esto no significa ofrecer una tipología de juegos con una funcionalidad cerrada sino materiales que inciten a la diversidad de usos y desarrollos.

Por eso es muy importante tener en cuenta la distribución, los juguetes y los materiales que se ofrecen (Ritscher, 2003), ya que dependiendo de lo elegido permitirá una cosa u otra. Además se evitará muchos de los grandes problemas que suceden normalmente en el patio, como es el caso de las peleas entre compañeros. Muchas veces esto sucede por el hecho que los espacios son precarios y como los niños no tienen muchas posibilidades de juego, eso los incita a molestarse entre ellos.

Imagen 2. Patio, espacio educativo

Otro aspecto a tener en cuenta, tal y como Ritscher destaca en su libro, es el papel que realiza el educador/a durante el tiempo libre. Ella destaca que su función es la de tener un papel de guía y de mínima intervención, ya que los niños tienen que ser los protagonistas de su aprendizaje. Sólo actuará cuando los niños y niñas no sepan solucionar por sí solos los problemas que les vayan surgiendo, de tal manera que actuará como mediador entre las dos partes.

Aunque todo esto nos parezca un hecho alejado de la realidad, tal y como nos muestra la investigación que hicieron sobre los patios la Fundación Jaume Bofill, hay colegios en Dinamarca, Alemania y Suiza que potencian el contacto con la natura y realizan la mayor parte de las actividades en el aire libre. Además también es un tema importante de debate y reflexión tanto en las universidades como en las escuelas. Por un lado, nos encontramos que en muchas universidades empiezan a pedir a los futuros maestros proyectos relacionados con la mejora de un patio escolar. En el caso de la universidad donde estudié, más concretamente la universidad de Manresa, Catalunya, nos pidieron escoger una escuela, en nuestro caso fue de la comarca de Vic, e ir unos días a observar para poder ver tanto el juego que tenían los niños como los movimientos que hacían en el patio. De esta manera, pudimos ver el material que disponían y que utilidad le daban los niños. Algunas de las observaciones más significantes que hicimos fueron las  siguientes, teniendo en cuenta que salieron un total de 150 niños de Infantil a la vez:

  • A pesar de tener muchos materiales dentro de la caseta donde los guardaban, sólo sacaron cuatro cajas de fruta y unas cuantas palas y cubos.
  • El espacio del patio está desaprovechado ya que no hay muchas propuestas teniendo en cuenta la cantidad de niños y niñas que hay.
  • Todo el patio es de arena y la mayoría de los niños lo aprovechan para correr sin darle una función específica.

Imagen 3. Patio escuela comarca Vic, Cataluña

A partir de aquí, propusimos e hicimos una propuesta nueva para el patio. Finalmente, decidimos hacer un rincón musical, ya que el patio de la escuela durante la tarde se utilizaba como patio abierto, y muchas veces se habían encontrado con destrozas. Fue por esta razón, que se decidió hacer esta propuesta ya que era resistente y era posible teniendo en cuenta las características del espacio.

Imagen 4. Rincón musical para el patio

Este proyecto nos sirvió tanto personalmente como profesionalmente, ya que hicimos remover alguna cosa, por pequeña que sea, dentro de los docentes de ese colegio y darlos a entender de la importancia que tienen también repensar los espacios exteriores.

Por otro lado, muchas escuelas que se han considerado e incorporado en la nueva era de las escuelas innovadoras, están realizando proyectos con sus alumnos y familias para mejorar el patio, atendiendo a sus necesidades e intereses. Esto lo he podido vivir en primera persona y es muy emocionante ver la implicación de todas las personas y la gran cantidad de aprendizajes que se generan, ya que es una buena oportunidad para que los niños sean los principales protagonistas y se impliquen en su aprendizaje y aprendan a convivir con otras personas. Otra de las cosas que nos inquietan más como docentes es: ¿qué aprenderán mis alumnos con todo esto? A simple vista, se puede considerar un proyecto absurdo, pero si nos adentramos y analizamos más profundamente observamos cómo se trabaja el currículum de manera globalizada, ya que los niños y niñas aprenden a tomar decisiones, a llegar a acuerdos entre sus compañeros y compañeras, a pensar, a actuar y a sentir, a hacer un plano para saber cómo se imaginan lo que han decidido hacer en el patio, a medir, entre muchas otras cosas.

Además también es una manera para que cada persona se dé cuenta de la importancia y la gran cantidad de cosas que puede aportar, ya que cada uno participa de una manera u otra, siempre teniendo en cuenta sus cualidades y habilidades. Al fin y al cabo, en segunda instancia todo esto ayuda a mejorar la autoestima de cada persona y a crear cohesión en el grupo, cosa que ayudará a proyectos futuros ya que como hemos visto, con la implicación de todas las personas, los avances son más grandes y más profundos.

Conclusiones

Por lo tanto, observamos cómo de importante llega a ser tener en cuenta todos los espacios de las escuelas, ya que cualquier rincón puede llegar a ser educativo, por pequeño o insignificante que sea. Además también es necesario que se ofrezcan una gran cantidad de posibilidades, ya que de esta manera se llegará a todo el alumnado, teniendo en cuenta que no todos los niños tienen los mismos intereses. Si se tiene en cuenta todo esto, se llegará a más personas y se evitará que el patio sea un espacio aburrido, donde las peleas sean constantes.

Analizando de forma general los centros educativos, nos damos cuenta que en muchos centros no se ha dedicado el tiempo necesario en los diseños de los patios y esto conlleva patios precarios en espacios, equipamientos y poco confortables y estimuladores. Aunque recientemente, cada vez más hay más centros conscientes de esta precariedad y buscan maneras para cambiarlo teniendo en cuenta toda la comunidad educativa.

Para finalizar, destacar que sería interesante que cada centro dedicara al menos unas cuantas reuniones de claustro para hablar sobre esta temática y así mirar cómo se podría mejorar, ya sea en temas de espacio o materiales. Tampoco hay que olvidar la importancia que tiene la comunidad educativa en este tema, ya que tanto los alumnos, las familias, como los docentes pueden ser de gran ayuda en este nuevo proyecto. Y cómo hemos podido ver en el desarrollo de este artículo, todo esto es posible con la ilusión y la inquietud de mejorar la educación.

Referencias

Libros

  • MARÍN, I., MOLINS, C., MARTÍNEZ, M., HIERRO, E., ARAGAY, X. (2010). Els patios de les escoles: espais d’oportunitats educatives (1.ª ed.). Barcelona: Fundació Jaume Bofill.

Recuperado de http://www.fbofill.cat/sites/default/files/525.pdf.

  • RITSCHER, P. (2003). Eljardí dels secrets: organitzar i viure els espais exteriors de les escoles (2.ª ed.). Barcelona: Associació de Mestres Rosa Sensat.

Artículos de revistas

Links