¿Ciencia Ficción? »
05/02/2018 por Alberto Aparicio Blanco

Actividades físicas en el medio natural en la Escuela

 

En los tiempos actuales, las actividades físicas en el medio natural, están presentes en muchos ámbitos diferentes de la vida. Suponen el instrumento clave que puede ayudarnos a que los niños puedan recuperar el contacto perdido con la naturaleza. Están presentes en la vida del niño fuera de la escuela, pero ¿Y en la escuela qué? Lo cierto es que en la escuela no tienen la importancia que deberían. Ofrecen una gran cantidad de beneficios para el desarrollo del niño, sin embargo, son muchas las dificultades con las que los maestros nos encontramos a la hora de su puesta en práctica.

Palabras clave

Actividades físicas en el medio natural, dificultades, naturaleza, educación primaria.


Nowadays, the physical activities in the natural environment, are present in a lot of different areas of life. They entail the key instrument that can help us to recover the lost contact between children and nature.

This activities are present in children´s life but, how about the school? The truth is that in the school this activities don´t have the importance that they deserve.  This activities offer a big amount of benefits to the children´s development, but there are a lot of difficulties with which teachers meet when they are trying to put into practice.


Keywords

Physical activities in the natural environment, difficulties, nature, primary education.


1. Introducción

Para empezar con este artículo, lo primero que tenemos que tener presente, y en lo que creo que la mayoría de nosotros estaremos de acuerdo,  es que nuestros niños deben recuperar el contacto con la naturaleza, la cual cada vez está más distante de nuestra vida diaria.

Por esta causa, la vida de nuestros jóvenes ha sufrido un notable cambio. En pocos años, nuestra infancia ha pasado, de salir al medio natural a divertirnos, a ser prisioneros de las nuevas tecnologías. De acuerdo con H. Freire (2011) “Nuestros hijos viven desconectados de la naturaleza que les rodea mientras, gracias a la tecnología, se relacionan con animales y ecosistemas, del otro lado del planeta”.

Es aquí donde adquiere gran importancia la educación física en el medio natural, uno de los medios que puede ayudarnos a recuperar ese contacto perdido. Como profesionales de la educación, debemos hacer un esfuerzo por mejorar e innovarnos día a día y así motivar a nuestro alumnado.

La educación física en el medio natural supone un medio educativo diferente, y las actividades que en él se realizan suponen una aventura para los niños, por lo que la combinación de ambos hace, que sin quererlo, los alumnos estén motivados.

La realización de estas actividades físicas en el medio natural (AFMN) es un recurso que nos brinda muchas ventajas, pero que en muchas ocasiones no sabemos cómo utilizar. Mediante ellas, podremos mejorar el ambiente de nuestra aula, y abordar contenidos transversales como la educación ambiental. Pero lo que es más importante, suponen un acercamiento del niño al mundo natural que le rodea.

Sin embargo, su puesta en práctica está sujeta a una gran cantidad de limitaciones, que provoca que su aplicación sea mucho menor que otros bloques de contenidos o tareas de enseñanza-aprendizaje.

A lo largo de este trabajo se presentan los beneficios de las actividades físicas en el medio natural, pero también sus limitaciones, para llegar a una conclusión final sobre su aplicación.

2. Pero ¿qué actividades realizar?

Para centrarnos en un punto de vista educativo, recurriremos a la definición de AFMN que nos aporta Miguel. A. (2001): “Aquellas actividades eminentemente motrices llevadas a cabo en un medio natural con una clara intención educativa”

Pero, ¿Qué actividades son susceptibles de realizarse en primaria? Puesto que para conseguir nuestros objetivos, la herramienta de trabajo que utilizaremos serán los contenidos, solo realizaremos aquellas actividades que nos ayuden a conseguir el objetivo buscado (la adaptación y el contacto con el medio natural) y que tengan posibilidades reales de llevarse a cabo en Educación Primaria. De esta manera, las AFMN que cumplen con esos requisitos son:

  • Senderismo y acampada.
  • Orientación.
  • Escalada.

Otras actividades como el esquí o la vela, son igual de validas que las que se han citado, pero requieren de unas condiciones especiales y muy concretas para poder llevarse a cabo, sin mencionar que no suelen ser asequibles para los centros educativos

2.1. Senderismo

El senderismo es probablemente uno de los contenidos relativos a las actividades físicas en el medio natural más citado a lo largo de las diferentes reformas educativas.

Se trata de una de las actividades físicas en el medio natural más valoradas. De acuerdo con el autor del libro Juegos y deportes alternativos (Hernández Álvarez, 1997), el autor, nos deja claro que la base para conocer el entorno natural y para desarrollar actividades deportivas en la naturaleza, es el senderismo.

El senderismo nos permite el contacto con la diversidad de espacios de nuestro entorno, lo que nos permite acercarnos al medio natural, es decir, eso que apuntábamos como objetivo de estas actividades.

De acuerdo con Hernández Álvarez, autor recientemente citado, se trata de la base de las AFMN, pues si queremos tener autonomía en el medio natural necesitamos saber dónde estamos (orientación), necesitaremos superar obstáculos verticales (escalada),… todo ello hace que el senderismo sea la principal y más importante actividad en que pensar a la hora de planificar AFMN.

2.2. Acampada

El senderismo está muy ligado a la necesidad de permanecer una o varias noches en el medio natural. A esa pernoctación es a lo que denominamos acampada.

Rose (2008) define estas actividades como experiencias globales en el sentido en el que favorecen la educación integral. Estas actividades ayudan a desarrollar los siguientes elementos:

  • Físicos, al englobar aspectos como la autoimagen y el conocimiento personal —en cuanto a capacidades y limitaciones propias—, la superación personal o la higiene.
  • Técnicos, con el trabajo de destrezas manipulativas y conocimiento del medio en el que se desarrolla la actividad.
  • Desarrollo del carácter, entendido como la formación de la identidad personal y de la autoestima, además de un trabajo de valores sociales (relaciones, resolución de conflictos…).
  • Trascendencia y servicio. Estas actividades se consideran como un medio adecuado para el trabajo en valores tales como la convivencia, la gratuidad, el voluntariado o el esfuerzo.

2.3. Orientación

Orientarse es saber dónde nos encontramos y como llegar a otros lugares a partir del lugar donde estamos. En educación, según Miguel. A. (2001) se utilizan indistintamente los conceptos de orientación, orientación deportiva o recorridos de orientación. Para ello, necesitaremos un mapa, planos, brújula y el recorrido en busca de las balizas.

Probablemente la orientación sea la AFMN mas practicada dentro de las programaciones escolares, y esto se debe a que tiene gran cantidad de beneficios:

Según Costa y Giménez (2001) permite una posibilidad de trabajo con respuestas abiertas, fomentándose la creatividad y originalidad de respuestas, en el que todas puedan ser válidas

  • Puede ser desarrollada tanto en el propio centro como en entornos cercanos o en el medio natural. Si se desarrolla en entornos urbanos, se puede trabajar paralelamente la educación vial
  • Según Timón y Hormigo (2010) Implica el desarrollo cognitivo al interpretar continuamente los elementos del terreno, y al utilizar recursos como la brújula o el plano para desplazarse
  • Se trata de una actividad que permite trabajar de forma interdisciplinar con otras áreas como matemáticas o ciencias naturales, además de permitir el uso de las nuevas tecnologías.

2.4. Escalada

Cuando nos desplazamos al medio natural, y más si es con nuestros alumnos, resulta imposible no evitar obstáculos, andar por terrenos inclinados o utilizar los brazos y las piernas para ascender por terrenos verticales. Esto es lo que se entiende como escalada.

La relación de la escalada con la educación física es muy sencilla. Trepar es una habilidad motriz, mientras que la escalada es una actividad física en el medio natural que necesita de esa habilidad motriz.

Sin embargo, se trata de una de las actividades físicas en el medio natural menos aceptadas, ya que aparenta suponer un determinado riesgo y requiere material e instalaciones muy concretas. A pesar de ello, es una de las actividades que más interés genera en el alumnado, ya que como decíamos en la introducción, genera aventura, por lo que el niño se encuentra motivado. Por ello, podemos hacer pequeñas adaptaciones de escalada en nuestro centro, utilizando espalderas, gradas…, que nos permitan reducir el elemento del riesgo.

Lozano, Correas y Costa (2016) nos aportan algunas razones por las que es recomendable su inclusión en primaria:

  • Puede resultar muy llamativo para el alumnado, ya que supondría una novedad respecto a lo que suelen practicar habitualmente en las sesiones.
  • Potencia la autonomía del alumnado, lo que favorece aspectos personales como la superación o el esfuerzo y grupales, como el trabajo colaborativo, especialmente para evitar caídas.
  • Permite un desarrollo de las cualidades físicas básicas, mejorándose, además la fuerza del tren superior y la flexibilidad.

3. Entonces, ¿por qué no se realizan AFMN en la escuela?

Una vez que conocemos las AFMN que podemos realizar en primaria y sus beneficios, ¿Porque no las realizamos? En primaria no existe un bloque de contenidos relativo a las AFMN, aunque si tenemos referencias. La Ley Orgánica 8/2013 de 9 de diciembre para la Mejora de la Calidad Educativa, a través del RD126/2014 de 28 de febrero, las recoge como acciones motrices en situaciones de adaptación al entorno físico.

Por lo tanto, ahí tenemos la “excusa” legal para su realización, pero lo cierto es que el problema no radica en la ley, sino en otros “es que” que veremos a continuación.

Siguiendo a García, Martínez, Parra, Quintana y Rovira (2005)1, podemos establecer algunas de las dificultades por las que no se incluyen las AFMN en las programaciones de educación primaria. Así tenemos:

  • Dificultades con la Administración (responsabilidad civil, falta de cursos de reciclaje…).
  • Dificultades relacionadas con el centro (instalaciones, recursos materiales, recurso económicos, horario de práctica…).
  • Dificultades relacionadas con el profesorado (no innovación, ilusión, no colaboración, poco reconocimiento…).
  • Dificultades relacionadas con la organización de las AFMN (rompe programas de otras asignaturas, inversión de tiempo, transportes…).
  • Dificultades relacionadas con las características de las AFMN (material especializado, coste, dominio de las técnicas…).
  • Otras dificultades (padres, riesgo objetivo relacionado con este tipo de actividades, poca conciencia política educativa…).

En definitiva, aquí tenemos una larga lista de problemas, o más bien dificultades, que provocan que el desarrollo de actividades físicas en el medio natural sea más complicado que el desarrollo de otros contenidos en Educación Primaria.

Pero todo esto no supone el fin de las actividades físicas en el medio natural en educación primaria, más bien es un punto de partida. Cada vez hay más “pequeños resquicios de luz”, más maestros de Educación Física que buscan romper con lo tradicional y se aventuran a desarrollar este tipo de actividades.

Conclusiones y vistas al futuro

Las actividades físicas en el medio natural son un instrumento fundamental en el aprendizaje del alumno, tanto en el contexto escolar como fuera de él. Podemos utilizar el medio natural como un medio educativo diferente, a través de las actividades citadas en este trabajo o median otras, para desarrollar las capacidades físicas básicas, la educación ambiental, el respeto por la naturaleza,…

Por lo tanto, los beneficios son a nivel psicológico (el alumno se ve capaz de superar nuevos retos), a nivel físico (permiten la mejora de la condición física), a nivel sociológico (suponen transportes en grupo, que implican cooperación, comunicación y respeto) y a nivel educativo (el estudio del medio permitirá al alumno conocer mejor sus características). Es decir, las ventajas que nos ofrece el medio natural son ilimitadas, y son muchos los recursos que nos ofrece y que en muchas ocasiones desaprovechamos debido a las limitaciones que nos plantea. Estas limitaciones hacen que en muchos centros educativos, estas actividades solo sean complementarias, y por tanto no todos los alumnos disfrutan de ellas.

Alcanzada esta situación es el momento de que nos hagamos la gran pregunta ¿Es posible realizar actividades físicas en el medio natural en educación primaria o se trata de algo imposible? La realidad es que la experiencia, la colaboración y la formación con y como maestros, nos deben ayudar a encontrar soluciones para esas limitaciones, porque no se trata de algo imposible, sino de algo que requiere esfuerzo y dedicación.

En cuanto al futuro, hay muchas opciones que podemos tomar para que estas actividades sean más factibles en los centros escolares:

  • Partir del equipamiento del centro para el diseño de contenidos y actividades: podemos realizar una carrera de orientación en el patio del centro, o realizar la escalada, como propone Sánchez-Fuentes (2014) a través de la trepa de espalderas, porterías,…
  • Podemos Solicitar la ayuda de entidades especializadas y buscar material específico como cuerdas, arneses…
  • Investigar los servicios y recursos que puede ofrecernos la localidad en la que nos encontremos. Por ejemplo, si nos encontrásemos en la ciudad de Palencia, podríamos acudir al Club Espigüete para obtener información relacionada con la escalada.

Estos son algunos de los ejemplos de cómo podemos ir superando las dificultades que se van generando a la hora de plantear Actividades físicas en el medio natural, pero no son los únicos. Cuando un maestro de verdad quiere realizarlas, el tiempo y el esfuerzo invertido acaban suponiendo el éxito en la realización de estas actividades. Si unos pocos de nosotros están pudiendo realizar estas actividades, significa que no se trata de ficción y que estas actividades son posibles en nuestros centros.

No considero que esta sea la receta que solucione la situación actual de las actividades físicas en el medio natural, pero creo que la Educación Física en general, y el desarrollo de este tipo de actividades en el entorno natural, generan un espacio inigualable, donde los alumnos pueden alcanzar un gran desarrollo madurativo y lograr altos niveles de empatía, responsabilidad, autonomía y gran cantidad de valores como la educación vial, el respeto por la naturaleza o la educación para la salud.

Referencias

Libros

  • COSTA, J., & GIMÉNEZ, L. Orientación en la naturaleza: manual básico de iniciación. Murcia: ASEEF, 2001.
  • FREIRE, H. Educar en verde. Ideas para acercar a niños y niñas a la naturaleza. Barcelona: Grao, 2011.
  • HERNÁNDEZ VÁZQUEZ, M. La educación física y deportiva extraescolar en los centros educativos. Juegos y deportes alternativos. Madrid: Consejo Superior de Deportes. Ministerio de Educación y Cultura, 1997.
  • MIGUEL AGUADO, A. Actividades Físicas en el Medio Natural en la Educación Física Escolar. Palencia: Patronato Municipal de Deportes, 2001.

Revistas

  • GARCÍA, MARTÍNEZ, PARRA, QUINTANA y ROVIRA (2005). Actividad Física en el medio natural para Primaria y Secundaria. En DOMÍNGUEZ, M.: “Las Actividades físicas en el medio natural como recurso educativo”. Revista Autodidacta, 2010.
  • LOZANO, C. P., CORREAS, R. G., & COSTA, SL. Las Actividades en el medio natural en Educación Física”. Cultura, 11(31), 27-36, 2016.
  • MELLADO SANTAMARÍA, A., & MELLADO SANTAMARÍA, J. L. “El campamento como medio educativo”. Revista de Estudios de Juventud, (72), 25-36, 2006.
  • ROSE, A. Adventure therapy: Terapia a través de la aventura. En  LOZANO, C. P., CORREAS, R. G., & COSTA, SL “Las actividades en el medio natural en Educación Física, ¿teoría o práctica?”. Cultura, 11(31), 27-36, 2016.
  • TIMÓN, L. M. & HORMIGO. F. (2010). La orientación deportiva en el marco escolar. Propuesta educativa para la Educación Física. Sevilla: Wanceulen Editorial Deportiva, SL, 2010.

Legislación

  • Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la Mejora de la Calidad Educativa.
  • Real Decreto 126/2014, de 28 de febrero, por el que se establece el currículo básico de la Educación Primaria.