Competencias Profesionales »

Recientemente la Universidad Politécnica de Madrid y el Grupo MasterD han decidido unir sus fuerzas para trabajar juntos temas relacionados con las competencias profesionales y el desarrollo humano.

 

Recientemente la Universidad Politécnica de Madrid y el Grupo MasterD han decidido unir sus fuerzas para trabajar juntos temas relacionados con las competencias profesionales y el desarrollo humano.

 

En el Grupo MasterD, expertos en formación abierta, hace ya tiempo que trabajamos en esta línea con el objetivo de dotar de competencias profesionales a nuestros alumnos, o de perfeccionar aquellas que ya poseen.

 

Hay que empezar aclarando que la competencia profesional es la suma de aquello que las personas conocemos y sabemos hacer. Es decir, conocimiento y ejecución práctica, son las dos caras indisolubles de la misma moneda, la competencia profesional.

 

En teoría, adquirimos el conocimiento en el itinerario educativo oficial y posteriormente nos insertamos en el mercado laboral. Pero la vida real nos dice que en muchas ocasiones el proceso es inverso, ya que  accedemos a puestos de trabajo desde los que adquirimos las competencias profesionales, o bien adquirimos nuevos conocimientos en itinerarios no oficiales con el objetivo de acceder a sectores diferentes a los que nos formamos primitivamente.

 

Actualmente, en España, los ministerios de Educación y Trabajo reconocen que ambas vías de acceso, la formación no oficial y la experiencia laboral, nos permiten aprender con igual validez que las vías oficiales, motivo por el que convocan procedimientos de acreditación de competencias profesionales para reconocer oficialmente el saber de estas personas.

 

En esta situación se encuentran miles de ciudadanos que cuentan con los conocimientos o la experiencia laboral, pero no poseen la titulación oficial necesaria para trabajar en sectores profesionales recientemente regulados.

 

Muchos de nuestros alumnos llegan al Grupo MasterD en alguna de las situaciones mencionadas, como es el caso de las personas que trabajan en el sector de la dependencia, concretamente en la Atención a personas dependientes en Instituciones Sociales, o de las que desean adquirir los conocimientos necesarios para insertarse en este sector.

 

La formación del grupo MasterD da respuesta a las necesidades de ambos alumnos.

 

Por un lado, aquellos que ya están trabajando en el sector, por fin tienen la oportunidad de ver por escrito en los temarios aquello que llevan años ejecutando en la práctica, pero de forma ordenada y estructurada. Estos alumnos suelen agradecer el poder confirmar que sus actuaciones son correctas y aprender otras tareas propias de su profesión que nunca han llegado a desarrollar en sus puestos de trabajo.

 

Por otro lado, aquellos alumnos que desean adquirir la formación necesaria para entrar en el sector también son capaces de aprender a la perfección las ejecuciones prácticas que les exigirá su futuro puesto de trabajo.

 

Es cierto que resulta complicado imaginar cómo una persona puede desarrollar sus competencias profesionales sin moverse de su casa, gracias a las nuevas tecnologías, pero sí es posible.

 

Por ejemplo, los alumnos del mencionado curso de “Atención a personas dependientes”, tras estudiar los contenidos teóricos que les enseñan a movilizar a un paciente encamado y a realizar los cambios posturales de forma adecuada, acceden al contenido audiovisual en el que experimentados profesionales del sector, en muchas ocasiones sus propios profesores, les enseñan cómo llevar a cabo la realización práctica. La mejor forma de convencernos es ver la videosesión práctica a la que ellos acceden:

 

 

A estas vídeosesiones se unen clases on line, ejercicios prácticos y otras muchas actividades, grupales e individuales, que completan y complementan los contenidos para que el aprendizaje sea completo y puedan posteriormente realizar sus prácticas o presentarse con éxito a un procedimiento de acreditación de competencias.

 

La confirmación de que la formación abierta y sus recursos didácticos sí funcionan y son capaces de dotar de competencias profesionales a las personas nos la dan los procedimientos de acreditación de competencias oficiales que todos los años convocan las diferentes comunidades autónomas, porque es ahí donde nuestros alumnos obtienen su reconocimiento profesional oficial: el certificado de profesionalidad que reconoce su saber y  su saber hacer, su competencia profesional.